Unos 4.000 venezolanos llegaron a Ecuador en las últimas semanas tras el anuncio del Gobierno de Perú de expulsar a aquellos extranjeros que no se hayan registrado hasta el 10 de noviembre para regularizar su situación migratoria, según afirmó el Defensor del Pueblo, César Córdova.

«Es un dato fuerte», reconoció en una entrevista al canal Ecuador TV Córdova, quien insistió en la propuesta de su organismo de crear «corredores humanitarios» para las personas de nacionalidad venezolana que quieran transitar por el territorio ecuatoriano de retorno a su país de origen o con destino a otros países.

«Me preocupa que ya ingresaron en el país y hay 4.000 venezolanos aquí que necesitan el apoyo de una comunidad», añadió.

Córdova, que ejerce de titular de la Defensoría del Pueblo de Ecuador en calidad de interino, señaló que la información se sustenta en datos conocidos hasta la semana pasada y correspondía a 4.000 venezolanos que habían llegado a Ecuador y que no habían salido del país, por lo que infirió que «se han quedado».

El Defensor del Pueblo recordó que «la migración es un derecho humano» e instó a ser los ecuatorianos a ser conscientes de que «hay ecuatorianos en el exterior como México, Costa Rica y Panamá que se encuentran en la misma situación que los venezolanos aquí».

«Tenemos que humanizarnos y poder ayudar en la posibilidad de nuestro alcance, solo evocando que mi compatriota también está sufriendo lo que el venezolano, el colombiano o haitiano sufre en Ecuador», apostilló.

Si bien en un inicio la administración del ya expresidente Guillermo Lasso había dado la voz de alerta al temer un «éxodo» de venezolanos procedentes de Perú, el Gobierno peruano precisó tanto a sus pares de Ecuador y Colombia que el número de expulsiones que practicaría podía manejarse a través de la reciente ruta comercial aérea directa que se recuperó entre Lima y Caracas.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *